Aquí os traemos otra lista con los 15 chistes malos, o no tan malos, que más nos han gustado. Estos chistes como siempre han sido recopilados de fuentes anónimas, sabiduría popular e incluso de nuestros lectores que nos dejan sus chistes en la sección de comentarios. Esperamos poder arrancaros una carcajada con estos chistes. ¡A reír!

Ayer fui al supermercado y según entré la cajera me tiro un pack de 6 yogures a la cabeza, y yo la dije:
– ¿Qué haces niña?
– Oferta de lanzamiento.


– Paco, ¿quiere usted a María como esposa en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza y hasta que la muerte los separe?
– Si, no, si, no y no.


Un hombre una tienda de fotografía y dice:
– Quería un regalo para una amiga, una cámara de estas con 20 mega pixel y, ¿ya sabes no?
– ¿Con qué objetivo?
– Pues con el objetivo de follarmela claro.


– Paco, tu mujer me guiñó un ojo anoche.
– Es que tiene un tick.
– Bueno, pues yo me la he follao.


– Paco, ¿alguna vez has entrado en un laberinto?
– Yo no.
– Pues no veas lo que te pierdes.


– Cariño la cisterna pierde.
– Pues dile que lo importante es participar.


– Juan la lavadora se ha calcificado.
– ¡¿Para la final?!


– Hola caballero le llamamos de durex para una encuesta, ¿cómo le ha ido con el preservativo que le dimos hace 6 meses?
– No me habéis dado tiempo de na cojones.


– Hola me gustaría que me graduaran la vista.
– Pues haría usted bien porque esto es una ferretería.


– Paco dime algo que me haga sentir como una perra.
– Sit Amparo sit.


– Mira Rocío una estrella fugaz pide un deseo rápido.
– Ya.
– Ah, se me ha olvidado decirte que mañana viene mi madre a comer.
– Si todo sale bien no.


– ¡He inventado una palabra nueva!
– ¿Cuál?
– Plagio


– ¿Por qué le dieron un premio al espantapájaros?
– Por sobresalir en su campo.


– ¿En que se diferencian una boda irlandesa de un funeral iralandes?
– En el funeral hay un borracho menos.


– Paco, ¿alguna vez has entrado en un laberinto?
– Yo no.
– Pues no veas lo que te pierdes.


-Estoy llevando a mi hijo a hacer artes marciales
-A Judo ?
– Si, gracias llevame el bolso


– ¿Cómo te va la cuarentena?
– Como si me hubieran regalado una ballena
– ¿Por?
– No se donde ponerla.


– ¿Cómo se llama?
– Energizer
– ¿Es ese es su nombre de pila?


– Le puse nombre a mi tabla de surf
– ¿Cómo se llama?
– Pa ola


– Me cuesta un barbaridad dar el primer paso.
– ¿Eres muy tímido?
– No, esguince de tobillo.


Un padre está en el sofá viendo la tele, se acerca su hijo y le dice:
– Papá, ¡vendí tu Seat!
El padre le contesta:
– Bendito seas tú, hijo.


– Se me ha metido un bicho en el teclado nuevo del ordenador.
– ¿Lo has matado?
– No, pero lo tengo bajo Ctrl.


Una madre enfadada le dice a su hijo:
– Ordena tu habitación pero ya Fermín
El hijo le dice:
– ¿Pero por qué mamá?
– Te lo ordeno yo
– Pero… ¿en qué quedamos? ¿La ordenas tú o yo?


Dos amigos se encuentran por la calle y uno le dice al otro:
– ¿Sabes que inauguraron un gimnasio de artes marciales?
El amigo le contesta:
– Sí, y ya tienen gente a patadas.


– Si su hijo no se aplica y estudia, no pasará de curso.
– ¿Puede repetir?
– Si su hijo no se aplica y estudia, no pasará de curso.


– Mamá, ¿esa chaqueta es nueva?
– Vieja.
– Vieja, ¿esa chaqueta es nueva?


– Fernando, cuando una puerta se cierra hay otra que se abre.
– Julio, creo que deberías llevar el coche al taller.


Son dos padres que se encuentran en una reunión de la escuela. Y uno le dice al otro:
– El sábado tuve que ir a buscar a mi hijo a una fiesta.
El otro padre le dice:
– Vaya, ¿y cómo fue?
A lo que contesta:
– Cuándo lo encontré estaba tan borracho, tan borracho que me tuvieron que traer de vuelta a casa entre él y dos amigos.


– ¿Usas google maps?
– No
– Pues no sabes lo que te pierdes.


Cada vez hay más chorros en las plazas, según mis fuentes.


Y por últmo lo dicho, si conoces algún chiste malo que no está en esta lista déjalo en comentarios. Los mejores y con más votos pasarán a formar parte de la lista. Estaís todos invitados a compartir vuestros chistes.


¿Sabes porque las rubias siempre sonríen en los entierros?
Porque en los malos momentos siempre hay que tener una sonrisa.


Dos amigos se encuentran por la calle después de 10 años sin verse y se dicen:
– Oye Camilo, ¿qué es tu vida ?
– Ahora soy creyente.
– ¿Y eso porque?
– Me casé con mi mujer y ahora se que existe el demonio.


– Mamá mamá en el colegio me llaman extraterrestre
– No les hagas caso, pronto nos iremos a nuestro planeta.


Esto es un vigilante de una piscina que dice:
– Por favor no vuelva a orinar en la piscina.
– Pero si todo el mundo lo hace.
– Sí, pero no desde el trampolín.


¿En qué se parece un ginecólogo a un pizzero?
En que ambos pueden olerla, pero no se la pueden comer.


Dos amigos que se cruzan por casualidad y uno le dice a el otro:
– Mira, esta es la foto que le hice a mi novia, ¿que te parece?
– Es increible, se parece a mi familia.
– Ah sí, ¿por qué?
– Porque se parece a mi abuelo.


Esto es un elefante que le dice a un camello:
– Me rio de ti, ¡tienes dos senos en la espalda amigo!
– Pues mírate en el espejo porque tu tienes un pene en la cara amigo.


Esto es un matrimonio y la mujer le pregunta :
– Quiero saber la verdad, ¿con cuantas has acostado?
– Sólo contigo cariño, las otras no me dejaban dormir.


Están en un restaurante una pareja y le pregunta el camarero:
– ¿Vino de la casa señor?
– ¿A usted que le importa de donde vengo?


Esto es una chica que le pregunta a su novio:
– ¿Del 1 al 10 cuanto me quieres?
– Del 1 al 10 te quiero mucho, pero del 11 al 30 del mes me voy con mis amigos de viaje.


Una niña llega a su casa y su madre le dice:
– ¡Pero que roja tienes la cara!
– Ds por un mosquito mamá.
– Pues vaya mosquito más grande.
– No, si no me picó, fue papá intentándolo matar con un remo.


Esto es uno que va muy bebido y entra a su casa y toca a el perro lo mira y le dice:
– Vaya, tienes menos pelos María.


Esto es un niño que viene de jugar al fútbol y le dice a su padre:
– ¡Hoy marqué un golazo Papá!
– Ah sí, ¿por cuánto ganaste?
– No, perdimos 1-0.


Esto es una pera que se cae de un árbol y todas las demás peras se ríen sin parar y dice:
– ¿De qué os reís inmaduras?


Están en la iglesia y un cura que ve a un niño le pregunta:
– ¿Quieres ser cristiano?
– No, quiero ser Messi.


Esto es una pareja que hablan sobre las libertades y dice el marido:
– Pues yo creo en la libertad de expresión.
– Y yo también.
– No, tu cállate.


– Profesora, ¿sabes que me recuerdas al mar?
– Muchas gracias, ¿por qué?
– Porque me mareas.


Esto es un hombre que está sentado en una tumbona muy feliz y el vecino le dice:
– ¿Es que no sabes que la pereza es un pecado ?
– Sí, y la envidia también.


Se encuentran dos amigos por la calle y uno le dice al otro:
– Tengo 2 noticias José, una buena y otra mala.
– Dime la buena.
– Pues que seré padre.
– ¿Y la mala?
– Que tu mujer está embarazada.


Un chico le dice a la chica que le gusta:
– Oye, ¿te gustaría ser mi novia?
– Busco a alguien que sea muy cariñoso que no me haga daño en el corazón.
– Ah no te preocupes, hasta ahí no me llega.

Deja un comentario